Un reto de 30 días para desarrollar el placer de la meditación diaria.

imatge 01b
Me gusta meditar porque me hace ser consciente de que si cambio de actitud mi vida mejora. Me permite pasar del miedo a la confianza, de la angustia a la alegría de vivir, del estrés a la paz interior. Ahora disfruto más del trabajo, encaro mejor las dificultades, me comunico mejor con mi familia y descanso de forma profunda.

Me gusta meditar porque con ello la felicidad se convierte en mi estilo de vida.

 

imatge 01b2b

Todo depende del color del cristal con que se mira. En ocasiones la vida nos ofrece circunstancias que no hemos elegido, pero todos tenemos la libertad de elegir con qué actitud vivirlas. La meditación te ofrece esta libertad. De forma fácil aprendes a escucharte, a escuchar la vida y responder desde lo mejor de ti mismo.

Lo único que necesitas es sentarte, respirar y meditar unos minutos cada día. ¡Cinco minutos que transforman toda una eternidad!